Conservadores pol matrimoniu gai

Quien me conoz bien sabe que nun entiendo’l matrimoniu, independientemente del sexu de los esposos. Paezme un conceptu caducu dafechu, ancláu en concepciones pervieyes de lo que son les rellaciones ente les persones. Polo xeneral, suelen convenceme muncho más los argumentos a favor de l’abolición del matrimoniu en xeneral que los qu’aboguen por estender esti drechu a les pareyes homosexuales.

Lo que más m’abluca, sicasí, siguen siendo los conservadores. Va unos quince años, aprobóse n’Alemaña una llei de pareyes de fechu, un modelu d’unión esclusivu pa persones del mesmu sexu (non como n’España, onde les pareyes heterosexuales tamién puen escoyer esta opción). Los partíos que dieron puxu a esta llei buscaben en realidá aprobar el matrimoniu homosexual con tolos drechos del tradicional, pero topáronse una y otra vez col refugu de la cámara alta. Poro, creóse esta versión descafeinada del matrimoniu, qu’impón a les pareyes homosexuales toles obligaciones del matrimoniu tradicional mientres que-yos concede sólo una parte de los beneficios. Nun pueden, por exemplu, adoptar, nin tienen drechu a una pensión de viudedá.

Apocayá, el tribunal constitucional dio a conocer una sentencia que declara esta situación non conforme a la llei, porque discrimina a una parte de la población. Paez que nestos años dellos conservadores tuvieron hasta tiempu de camudar la so opinión, porque la oposición al matrimoniu gai na unión democristiana nun ye tan grande. Eso sí: siguen siendo conservadores, anticuaos, d’otra dómica. Schröder, la ministra de familia (sí, tienen un ministeriu de la familia) pronuncióse a favor de la equiparación de drechos pa les pareyes homosexuales. Y fízolo argumentando qu’anguaño los gais asumen compromisos duraderos y estables, conque viven “valores conservadores”. O sía, qu’enantes los gais yeren unos animales xabaces ensin la capacidá de vivir una rellación de pareya, pero que col pasu’l tiempu medraron p’algamar la madurez necesaria pa vivir como un bon conservador magar la so condición, y agora los bonos conservadores yá tan contentos de recibilos nel paraísu de los illuminaos.

Alemaña ye ún d’esos países nos que la población va per alantre del gobiernu, onde ye la xente quien pide a los políticos que faigan los cambeos que yá aceptó va tiempu (non como n’España, onde nun s’acaba de normalizar la situación de les pareyes homosexuales hasta depués de que’l gobiernu introduza’l matrimoniu pa toos). Poro, equí ya hai xente que considera’l matrimoniu gai una necesidá obvia y qu’entama a plantegase’l Ehegattensplitting, esi sistema col que se pretende reducir la carga impositiva de les families con fíos, pero que lo que fai ye aforrar impuestos a les pareyes casaes, tengan fíos o non. Bien tradicional, como nun pue ser d’otra manera.

One thought on “Conservadores pol matrimoniu gai

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *