Acuriosando la cabeza

No que cinca los alderiques, ye tan fácil tener una opinión como nun tenela. Yo soi ún d’esos que suel tar abondo convencíu de la so opinión, pero llueu da con temes de los que a) nun sabe un res o b) quier más nun opinar, porque nun sabe qué pensar al respeuto.

Yo tengo bastante claro lo que camiento de la enerxía nuclear, la seguridá social, el papel de la ilesia na sociedá, la pena de muerte y l’estatus llegal de les drogues. Cuantayá, por otru llau, qu’evito opinar al rodiu l’albuertu, Xibraltar, les Malvines o sobre si ye meyor frir con aceite o con mantega.

Va poco tuvi en Barcelona y vi, como inda nun lo viera hasta entós, cómo se vive ehí. La llingua tien una presencia que ya querría pa sigo’l neerlandés en Bruseles, por poner un exemplu. Nun sé si les otres vegaes que visité la ciudá nun lo vi tan claro, pero eso fízome reflexonar muncho sobre un tema mui d’actualidá, como ye’l movimientu nacionalista catalán.

Magar que yá enantes nun yera quién pa dar una opinión sobre ello ensin dar delles vueltes dialéutiques, agora ya nun sabría nin ú entamar. Por suerte (porque sinón quiciabes sentiría la necesidá d’escribir equí milenta pallabres pa ordenar les mios idees) tengo a la mio amiga Paula, que me diz con tola so sabiduría que nun fai falta tener una opinión sobre toles coses. Que, de fechu, ye bono pa entamar conversaciones en llugar d’esposiciones d’idees. Entós agora paez que tengo una cosa más pa la llista de les coses de les que nun sé qué pensar.

Y daqué más d’espaciu na cabeza pa coses más gayoleres.

One thought on “Acuriosando la cabeza

  1. Paula

    entendido al 85%, honrada por la mención al 100%
    🙂
    y que sigamos teniendo muchas conversaciones en las que ninguno de los dos sepa qué pensar…

    Reply

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *